Ahorrar energía de forma sencilla

Cocinar, asar, congelar

Nunca antes había sido tan sencillo ahorrar energía en la cocina como ahora. Los debates constantes sobre el cambio climático nos han concienciado profundamente con el medio ambiente. A la hora de comprar nuevos electrodomésticos, cerca de un 80% de los clientes se fija en que tengan un bajo consumo energético.

Todo aquél que piense que para proteger el medio ambiente hay que renunciar incluso a la “Línea Blanca”, por suerte, está equivocado. En ocasiones es incluso más sensato dejarse ayudar por un electrodoméstico. Al fregar a mano el consumo de agua suele ser tres veces mayor que cuando se usa un lavaplatos y el consumo de electricidad es el doble. Por lo tanto, resulta más conveniente invertir en el electrodoméstico adecuado. Sin embargo, un electrodoméstico no es igual a otro.

La pequeña gran diferencia

Una placa de inducción moderna requiere, por ejemplo, alrededor de un 40 % menos de energía que una cocina eléctrica convencional. Incluso dentro de una misma gama pueden existir enormes diferencias. Se puede aplicar la siguiente regla general: cuanto más viejo es el electrodoméstico, más suele consumir. Y es que en los últimos años se ha avanzado mucho en la tecnología de los electrodomésticos. Los fabricantes han reaccionado ante la necesidad de ahorrar energía y se han preocupado por desarrollar nuevos productos con la máxima eficiencia.

Etiquetado para la protección del consumidor

Los legisladores tampoco se han quedado cruzados de brazos y, desde 1998, los electrodomésticos tienen que llevar una etiqueta normalizada que informe sobre el consumo de energía. Los niveles de consumo van desde la G (rojo) para el mayor consumo de energía hasta la clase A (verde) para un consumo menor, lo que supone un ahorro así como una forma de proteger el medio ambiente.

En el campo de los frigoríficos y congeladores se ha ido aún más lejos. Desde 2004 los dos nuevas clases de eficiencia energética, A+ y A++, indican un consumo especialmente bajo. Por tanto, a la hora de comprar un electrodoméstico vale la pena fijarse en la etiqueta. Y es que con un electrodoméstico de bajo consumo se puede ahorrar energía y dinero.

Ahorrar energía de forma sencilla

Ahorrar energía de forma sencilla

Ahorrar energía de forma sencilla

Ahorrar energía de forma sencilla



cocinas

Dónde encontrarnos

Código postal o localidad:

Estudios Relevantes

KitchenART, Vitoria-Gasteiz
ESTILS I FORMES, Pollensa - Mallorca
ARTEA SUKALDEAK,  San Sebastián (Guipuzcoa)
REDDY Gran Canaria  Maskecó S.L., Telde (Gran Canaria)
REDDY Fuerteventura Comercial J. Jaime S.A., GRAN TARAJAL